Seguridad y Defensa Corp.
Editorial
y Prensa
Especializada

Registrarse / Olvidé contraseña
Síganos en: Facebook Facebook Linkedin Youtube Rss  
  •   Panamá
  •            
      
  
  

Informes Especiales



DESCARTABLE O NECESARIA


Las razones de la violencia


Foto Ilustrativa

Hablar de violencia hoy día es abordar un fenómeno mundial que se recrudece con todas y cada una de las creencias, costumbres y circunstancias que envuelven a un país. Tratar por otro lado de entender por qué o cuáles son esas razones que nos llevan a vivir como secuestrados en nuestro propio Estado en notorio desamparo y carencia de los derechos fundamentales que por solo ser seres humanos tenemos.

Comparta esta nota!

               Hablar de violencia hoy día, es abordar un fenómeno mundial que se recrudece con todas y cada una de las creencias, costumbres y circunstancias que envuelven a un país. Tratar por otro lado de entender por qué o cuáles son esas razones que nos llevan a vivir como secuestrados en nuestro propio Estado en notorio desamparo y carencia de los derechos fundamentales que por solo ser seres humanos tenemos, nos conduce a desentrañar las más oscuras e inconcebibles formas de expresión de odio, deseos de poder y dominación y porque no de satisfacción que pueda ser capaz el propio ser humano de generar dentro de sí.

 

                Cuando hablo de RAZONES me refiero al motivo, a la causa, no en si al razonamiento, de lo contrario encontraríamos una infinidad de sin razones de la violencia, me refiero al ejercicio por el cual el hombre logra reconocer conceptos y también cuestionarlos.

                Una vez establecido lo anterior, puedo adelantar de ya, que el conocer esas razones nos permitirá en un futuro detectar tempranamente alertas de violencia, atacar el problema de origen, ponernos de frente a la realidad y actuar en consecuencia.

                Hablar del término violencia, es hablar del mismo origen de la vida en la tierra generado por un choque de masas, es hablar del propio universo y su subsistencia, en el individuo, de algo que no podemos separar, es ese “algo” que coexiste y que espera ser sacado a la luz, es decir siempre ha existido, bajo otro nombre, bajo otra concepción, pero siempre ha estado a nuestro lado.

                Por ello abordaremos las diferentes razones de la violencia que nos han llevado a la crisis no solo de valores que hoy vivimos, sino a la crisis generalizada que hoy es imparable.

                Muchos estudiosos, científicos, filósofos, juristas, políticos, psicólogos han tratado el tema incrustándolo en diversas teorías, haciendo que encaje en el discurso, pero pocos se han dado a la tarea de explorar su origen, cuestionarlo, entenderlo, atacarlo y erradicarlo, razón por la cual veremos más adelante porque todos los programas que se emprenden en aras de la lucha contra la violencia funcionan, si todos funcionan porque ejercen un presupuesto, porque son puestos en marcha, porque se mencionan en todos los discursos, PERO NINGUNO ESTA DISEÑADO PARA TENER ÉXITO por ello el problema lejos de erradicarse, se ha recrudecido bajo formas insospechadas.

                LAS RAZONES DE LA VIOLENCIA, es el tema expuesto por su servidora desde el punto de vista meramente personal, derivado de la propia investigación, de la experiencia propia y desde la propia e indescriptible sensación sanadora de ayudar a quienes se ven envueltos en episodios desgarradores; para lo cual hemos cerrado el círculo y obtenido casos de verdadero éxito que han cambiado para bien el rumbo de la vida de las personas, porque una cosa es entender el tema y otra muy diferente es entenderlo y atacarlo con éxito mismo que para su mejor entendimiento lo dividiremos en tres entregas.

                No todas las razones de la violencia nacen con el ser humano, algunas son aprendidas, otras heredadas y peor aún otras impuestas, lo que descubriremos juntos a continuación nos sentará las bases para desarrollar nuestra propia conciencia hacia este tema tan sensible y doloroso.

LAS RAZONES INTRÍNSECAS

                Poco podemos hablar de la violencia innata, per sé el ser humano nace frágil, indefenso, expuesto, es una cuestión aprendida o un episodio de violencia vivido el que le hace desarrollar cierta conducta proclive a la violencia, encontrar satisfacción e incluso alivio al practicarla, pero no se nace violento, tiene que haber una fuerza exterior, una carencia, un evento que detone la violencia y se convierta en el ejercicio habitual de una persona, por venganza a lo sufrido, por ciertas carencias y hasta por peligro inminente, es una reacción lógica del aumento en el rasgo propio de la agresividad del ser humano, pero no por sí sola, ese factor deviene incluso de la sociedad y el entorno en que se vive.

               

LAS RAZONES APRENDIDAS

Las razones del ser violento, son normalmente las consecuencias de un episodio sufrido por mínimo que sea, aprendió a reaccionar así, fue una sugerencia externa de alguien que hizo que ese ente desarrollara ciertas conductas violentas dadas principalmente en la niñez y juventud o adolescencia y he aquí un ejemplo:

-          El niño que aprendió a defenderse: (violencia física aprendida) cuantas veces en la escuela sucedía un episodio de pleito entre niños que no tenía consecuencias mayores; la maestra podía perfectamente hacerse cargo de la situación y mandaba llamar al Padre de familia para expresarle que el niño necesitaba ser reprendido para evitar se repitiera ese episodio, sin embargo llegando a casa, lejos de hacer hablar al niño sobre el hecho en sí mismo y reeducar, solíamos escuchar lo siguiente “pero ¿Quién te pego? ¿Por qué lo permitiste? ¿ese que está más flaco que tú? ¡no puede ser! Que te haya ganado, si mañana vuelves con que te volvió a pegar y no te defendiste, ¡seré yo quien te ponga otros tantos golpes por menso! Tienes que aprender a defenderte y si te pegan pues tú también pega”. Si, sé que habrá más de un lector que se sienta identificado con esto; antes no se llamaba bullying, se llamaba defiéndete o te pego, pero redundaba en la misma conducta violenta del niño que se vale de la fuerza y la violencia para dominar a los demás; solo que la diferencia en nuestros días es que le hemos quitado la Autoridad al maestro de escuela, en la falsa concepción de un derecho humano que se acomoda al antojo, le hacemos saber al niño sus derechos pero le quitamos obligaciones, y hoy claro que nos quejamos de la crisis de valores en las nuevas generaciones, consecuencia lógica de esa falta de apreciación y respeto, antes bastaba una mirada para mantenernos en nuestro lugar; hoy ni siquiera nos sostienen la mirada creando y criando así a violentos en potencia, total ya tengo la autorización de mi Padre o Madre para pegarle a medio mundo, además le resultará motivo de orgullo que yo sea así, en realidad pocos se sentaban a ver y descubrir el alcance de un consejo así, le quitamos los límites del respeto, le enseñamos a resolver situaciones que no le correspondían y por ello se confunde el respeto con el abuso hacia los demás. Necesitamos llevar a cabo un redireccionamiento del derecho humano del niño y hacer un programa de reeducación.

 

LAS RAZONES HEREDADAS

                Muchas veces he sostenido en diversos foros y en mis clases de Licenciatura, que en la mayor parte de los sistemas político - jurídicos no existe la cultura de la prevención, cuando nace una cultura de la violencia, una nueva forma de ejercerla, la sancionamos pero nunca vamos un paso adelante, no nos da la gana investigar e indagar más allá, nos limitamos a hacer estadísticas y combatir lo que se pueda, engrosando el discurso político con los logros que se tienen en materia, para llenar el vacío de una sociedad cansada.

                Han surgido formas cada vez más elaboradas y sofisticadas de ejercer la violencia “sin que se note a primera vista”, implica ahora una inversión mayor de tiempo, de diseño, para asegurar que la víctima no escape tan fácilmente y todo ello ante los ojos del propio sistema, son conductas toleradas que merecen ser sancionadas sin embargo no lo son, en gran parte porque la corrupción es la dueña y señora de los imperios de violencia.

                Sé que será tema muy seguramente de otra nota, pero no puedo en este apartado dejar de mencionar a manera de ejemplo el nacimiento y crecimiento de los pueblos criminógenos en donde más del 70 por ciento de la población se dedica a ejercer una actividad ilícita por medio de la violencia derivada de una “tradición” heredada a las nuevas generaciones:

-          Conseguir el objetivo a como dé lugar sin importar los medios: Es bien sabido que una de las mayores y más crueles formas de violencia es aquella que se ejerce cuando el destinatario está totalmente quebrado, roto sin opción a reponerse; ejercida porque ha sido el “trabajo” la “profesión” que ha llevado a cabo la familia por varias generaciones: en algún lugar del mundo hay un pueblo que se ha dedicado a vivir de vender y explotar sexualmente a las mujeres, tener grandes lujos y grandes ganancias por ejercer esta actividad, avalada por la sociedad y vista como un referente para las nuevas generaciones: “le preguntan al niño: ¿qué quieres ser de grande? El responde sin titubear: PADROTE. Porque lo ha sido mi Abuelo y mi Padre y han sido ricos sin ir a la escuela, han tenido mujeres sin ser guapos, han tenido lujos sin trabajar por ellos….y un sinfín de tonterías que para otros les parece el paraíso. Hoy no les resulta difícil engañar a una niña mediante la promesa del casamiento que una vez llegado, les da el poder de quebrar a su víctima ejerciendo sobre ellas la peor de las violencias: la emocional esa que no tiene cabida en ninguna de las clasificaciones de violencia. Aquella que ni siquiera la mente tiene tiempo de razonarlo, esa que solo se siente, esa que quiebra todo a su paso, esa que te obliga a ser un ente sin voluntad, derivada del terrible choque de emociones cuando te enteras que quien te juró amor eterno ante un altar es en realidad tu verdugo: ese que un día te dice que te ama y que al segundo siguiente te dice que no es verdad y que te tienes que poner a vender tu cuerpo y tu alma al mejor postor. Invierten en su negocio y se pueden casar con cien, mismas que terminan en una gran avenida de las grandes Ciudades, sin derechos, sin protección, en una palabra sin vida.

 Te invitamos a participar de nuestra siguiente entrega: las razones impuestas, y las razones por imitación e influencia de los medios.

Mexico
07/02/2018

Dra Angélica María JARDON TRUJILLO
Ver Curriculum Vitae



Mas noticias de estos temas: Criminología 
Libros
0 comentarios publicados

Debe iniciar sesion para dejar comentarios | You have to login in order to leave a comment

Destacados


Monterrey
Mexico

06.06.18
07.06.18




Querétaro
Mexico

21.06.18
23.06.18




Cdmx
Mexico

29.07.18
29.07.18




Cdmx
Mexico

15.08.18
17.08.18




Bogotá
Colombia

22.08.18
24.08.18




Doha
Qatar

29.10.18
31.10.18




Guadalajara
Mexico

31.10.18
01.11.18